El trading se ha convertido en una de las inversiones de muy alto riesgo más demandadas de los últimos años. Su ventaja principal es que puede realizarse a través de internet, desde cualquier lugar del mundo e incluso completarse de manera semiautomática a través del uso de softwares especializados. Asimismo, es posible encontrar en internet cada vez más plataformas relacionadas con el trading, como bitlq.net/es/.

Ciertamente, se trata de una actividad que podría ofrecer un potencial de beneficios elevado, pero resulta necesario aprender mucho sobre el funcionamiento del mercado financiero, así como las nociones básicas de la actividad, desde la forma en que opera la Blockchain, en el caso de los criptoactivos, hasta las mejores estrategias para incrementar el rendimiento y gestionar el riesgo. En resumen, se trata de una actividad asociada a un gran riesgo que solo debería ser desarrollada por expertos en el tema.

¿Qué es y cómo funciona el trading?

En esencia, el trading se refiere al comercio de activos, bienes o servicios. En este caso, nos limitamos a describir el trading de forma general, pero existen varias especializaciones de dicha actividad como la compra y venta de activos como el Bitcoin (BTC), en corto, medio o largo plazo, con el objetivo de obtener un porcentaje de beneficio económico por dicha operación.

La operación puede repetirse un número infinito de veces, según el capital que posea el trader y la estrategia de inversión que se encuentre siguiendo. El trading de criptomonedas es un tipo de inversión donde la estrategia y la gestión de riesgos deben prevalecer sobre las emociones, ya que se trata de un mercado extremadamente volátil y altamente manipulable por eventos externos.

Estrategias de trading más habituales

Tal como ya mencionamos, cualquier operación de trading que se realice, sin importar el activo seleccionado, debe responder a una estrategia de inversión y una correcta gestión del riesgo, de lo contrario sería como apostar en juegos de azar con las probabilidades en contra. A todo aquel que le interese convertirse en trader, tendrá que dominar varias áreas de estudio para desarrollar su propia estrategia.

Análisis técnico

Se refiere al análisis de las tendencias en el precio de un activo y el comportamiento del mercado, parámetros que, según sus defensores, podría ayudar a predecir el valor futuro de dicho activo, información que será utilizada para determinar el momento más adecuado para abrir y cerrar operaciones. Con el análisis técnico se busca invertir en mercados alcistas, laterales y bajistas.

Análisis fundamental

Con este se busca encontrar aquellos activos que se encuentren infravalorados, para invertir en ellos a largo plazo hasta que alcancen una revalorización importante. Existen también algunas estrategias que combinan este tipo de análisis con el análisis técnico, lo cual ayudaría a determinar un buen momento de entrada en activos infravalorados.

¿Qué se necesita para convertirse en trader?

La realidad es que se trata de un camino que puede seguirse de forma 100% autodidacta, pero que requiere mucho aprendizaje, control de las emociones y desarrollo de habilidades financieras, así como tener la capacidad de inversión necesaria. Sin duda, se trata de una actividad compleja y ligada a un riesgo importante.

Cabe tener en cuenta que todos los días surgen nuevos temas relacionados a la actividad o que influyen sobre el mercado y de los cuales un trader debería informarse. Todo esto, junto a la disciplina y perseverancia son parte esencial para poder convertirse en trader profesional con el paso del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.