La tos es la acción y el sonido que produce el organismo para limpiar los pulmones de ciertas sustancias, como la mucosidad o las sustancias que irritan la garganta y vías respiratorias. Bien sea por el polvo, alergias o algún factor presente en el medio ambiente que influye sobre el organismo, la misma puede durar entre dos o tres semanas.

La tos es una afección leve cuando no forma parte de un cuadro de enfermedad más complejo. En esos casos, la podemos tratar desde el hogar con ciertos remedios caseros, a continuación encontrarás 10 remedios efectivos y rápidos para quitar la tos.

Remedios para quitar la tos

  1. Miel: este delicioso alimento cuenta con propiedades antisépticas ideales para quitar la tos; además funciona como un lubricante de la garganta, lo que disminuye la molestia en esta zona. Tomar tres cucharadas al día será de gran ayuda.
  2. Uvas y miel: para aliviar la tos debes obtener el jugo de la uva y mezclarlo con una cucharadita de miel. Las uvas ayudan a tonificar los pulmones, incluso hay quienes aseguran que una copa de vino ayuda a mejorar este síntoma.
  3. Zumo de zanahoria caliente: puedes obtener el zumo con la licuadora y luego lo calientas. No solo aliviarás la tos sino que obtendrás grandes beneficios gracias a las vitaminas que proporciona.Remedios caseros para quitar la tos
  4. Cebolla: la cebolla posee propiedades antibióticas y su fuerte olor ayuda a despejar las vías respiratorias. Una forma eficiente es picar en trozos no tan pequeños media cebolla y colocarla cerca de ti. Otra opción es hervirla por 3 minutos, aderezarla con miel y tomar este preparado antes de dormir.
  5. Vapores de hojas de eucalipto: hervir en una olla varias hojas de eucalipto, acercas la cara con una toalla para no dejar escapar el vapor e inhalar durante aproximadamente unos 15 minutos, es una forma excelente de quitar la tos.
  6. Té de tomillo: puedes hacerte un té machacando dos hojas de tomillo en una taza de agua hirviendo por diez minutos, luego colar. Para añadirle eficiencia y mejorar el sabor agregar miel y limón.
  7. Chupar un limón: prepara la mitad de un limón con pimienta y sal, después chúpalo es uno de los remedios más populares y eficientes.
  8. Té de jengibre: hervir 3 tazas de agua y añadir 10 rebanadas de jengibre fresco. Hervir por aproximadamente de 15 a 20 minutos a fuego lento, colar y añadir una cucharadita de miel y limón, si consideras que está muy picante debes aplicar un poco más de agua.
  9. Enjuagues de agua con sal: colocar dos cucharadas de sal en medio vaso de agua tibia, tomar buches y hacer enjuagues y gargarismos. La sal contiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que ayudan a quitar la tos.
  10. Jarabe de remolacha: cortar en rodajas la remolacha, agregar azúcar, colocar en un recipiente de vidrio y tapar, dejar reposar por 24 horas. Recolecta el jugo que se formó para tomar dos cucharadas de jarabe tres veces al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.