Literalmente, el Feng Shui significa “viento” y “agua” y su definición es la arquitectura de la energía. Es una práctica que, si bien se ha extendido por todo el mundo, se originó en China y tiene más de tres mil años de antigüedad. La misma combina un conjunto de técnicas ancestrales para aumentar el bienestar de las personas que habitan en una casa y puedan vivir en ella en total armonía con su entorno.

Los chinos desde siempre se preocuparon por la posición de sus hogares, el uso de cada estancia de la casa y su decoración pues el Feng Shui contempla la armonía de todos estos elementos con la propia naturaleza. De acuerdo a esta práctica milenaria, la casa se divide en 8 enriquecimientos, relacionados a los diferentes aspectos de nuestra vida como lo son: la salud, las relaciones, los hijos, la fama, los amigos, el placer, la educación y el dinero, por lo que, para lograr la armonía, estos enriquecimientos deben estar bien orientados.

¿Qué elementos contemplar para hacer Feng Shui?

Se debe contemplar la decoración de la casa, la disposición de los muebles, lámparas e iluminación en general y la arquitectura del espacio, pues se trata de ocupar de forma consciente y armónica cada espacio a fin de que la energía fluya y nos sintamos bien en nuestro hogar.

Feng Shui en el salon

Reglas básicas para atraer buena energía

  • Lo primero que debemos hacer es deshacernos de todo aquel mobiliario u objetos que no necesitamos, muchas veces almacenamos cosas por si acaso, pero la verdad es que sino las has utilizado en meses es preferible que las vendas o regales.
  • Una vez despejados los espacios, aleja las energías negativas, realiza una limpieza profunda de tu hogar pues el polvo y la suciedad las atraen.
  • El dormitorio es el espacio donde pasas más tiempo. El feng shui sugiere eliminar los aparatos electrónicos, de no poderlo evitar, sugiere no mantenerlos encendidos durante las horas que duermes. En el caso de móvil, computador, laptop o tablet no cargarlos durante la noche y optes por colocarlos en modo avión; el campo magnético que emiten estos objetos no es saludable. En cuanto a muebles, se sugiere minimizarlos, las lámparas deben ser sencillas y con buena iluminación, la cama de acuerdo al Feng Shui, debes colocarla en diagonal y opuesta a la puerta para procurar que duermas bien y si tienes un espejo delante de ella quítalo, pues de acuerdo a esta práctica, tu reflejo nocturno te perjudica.

Feng Shui en el dormitorio

  • La sala y comedor representan el espacio de comunicación, así que al colocar las sillas, hazlo de manera tal que faciliten la conversación, también colocar los sofás detrás de una pared, en esta práctica esa disposición significa protección. En cuanto a colores usa los pálidos y coloca cuadros o adornos que sean un deleite observar. Asegúrate que este espacio tenga buena iluminación, los sofás deben ser cómodos y las formas de los muebles y objetos debe ser variada para que logres el balance y armonía; la tierra con formas cuadradas, metal con circulares y madera con rectangulares.
  • En la cocina usa el blanco o colores claros y una buena iluminación sobe todo en los lugares de trabajo, esta técnica sugiere que coloques un espejo frente al lugar donde normalmente te colocas para ver todo lo que acontece en este espacio que en Feng Shui es de creatividad.
  • En el baño usa colores claros para darle amplitud, utiliza plantas para purificar el ambiente y renovar el aire, además estos evocaran a la naturaleza. Este es tu lugar íntimo, por lo que conviértelo en un espacio de purificación donde puedas reforzar tu autoestima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.