Una rutina de limpieza e hidratación de la piel es imprescindible a largo plazo si lo que queremos es seguir manteniendo una tez tersa. Eliminar las impurezas que se acumulan, beber agua y utilizar cremas es algo que todas hemos escuchado y, sin embargo, no siempre cumplimos. Además, con el paso de los años es necesario añadir otros productos, pues nuestra piel va cambiando y requiere de una mayor hidratación. Por ello, a la crema hay que añadirle sérums, pillings o mascarillas una o dos veces a la semana. Dado que no mucha gente conoce esto, es normal que estés un poco perdida a la hora de elegir los productos. Por ello, hemos venido a enseñarte los pasos a seguir y recomendarte el sérum de Onagra para hidratar tu piel.

Paso 1: Limpiador facial

El primer paso en una rutina de limpieza es acabar con las impurezas que, aunque no nos demos cuenta, se van depositando en la piel. Estos elementos microscópicos, aunque no nos demos cuenta, taponan nuestros poros e impiden la penetración de los productos que utilizamos después.

Existen muchos limpiadores en el mercado. Algunos contienen elementos químicos para casos concretos y otros están fabricados con ingredientes naturales. En muchas ocasiones depende de la línea de la empresa, pues muchas corporaciones como Weleda ofrecen líneas de productos totalmente naturales, como la granada. Por lo tanto, no tendrás problema a la hora de encontrar uno.

Limpieza e hidratación del rosto

La mayoría de los expertos recomienda además el uso de un tónico que regule el PH de la piel. Utilizar una loción limpiadora 2 en 1 que limpie y tonifique es una buena alternativa para ahorrar tiempo y dinero.

Paso 2: Sérum

Dado que hemos limpiado el rostro con jabón para acabar con las impurezas, es necesario hidratar ahora la piel en profundidad. Por ello, utilizar un sérum antes de la crema es fundamental. Los productos naturales no son nada agresivos con el cutis, por lo que no acrecentarán la tirantez del limpiador.

Si lo que buscas es una gran hidratación, te recomendamos el sérum fabricado a base de flor de onagra, un ingrediente natural utilizado por los indios precisamente por sus componentes nutritivos. El efecto de hidratación es inmediato, pero al mismo tiempo ilumina y ayuda a activar la renovación de células, por lo que evita el envejecimiento prematuro.

Aunque el limpiador podemos aplicarlo solo por la noche si tenemos la piel muy seca, el sérum debe utilizarse tanto por la mañana como por la noche y siempre antes de la hidratante, pues se trata de aportar más nutrición a la piel.

Paso 3: Crema y contorno de ojos

Las cremas son el indispensable para acabar una buena limpieza de rostro ya que aportan la hidratación que la piel necesita para regenerarse. Dependiendo de tu tipo de piel, algunas contienen más agua que otras, de modo que lo mejor es informarse antes de adquirir una. La zona del contorno de ojos necesita de un producto diferente, pues la piel es más seca y delicada.

A esta rutina podríamos añadir algunos tips para una limpieza profunda -como el uso de pillings-, beber una gran cantidad de agua y comer de manera saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.