Quién decide usar lentes de contacto lo hace por distintas razones. Ya sea por algún padecimiento visual que debe corregir o para cambiar el color de sus ojos, debe conocer cómo usarlos para cuidar su visión y su inversión. 

Como si fueran unos anteojos que debes cuidar para que no se rompan, de la misma manera debes proteger tus lentillas de colores o médicas.

Ahora bien, el caso de los lentes cosméticos suele tomarse más a la ligera, dado que las personas los consideran desechables, por lo que sus pérdidas son más frecuentes. Sin embargo, en su uso no tienen diferencias con los lentes graduados.

Sus cuidados deben ser los mismos porque al mantenerlos limpios e hidratados también mantendrás tus ojos de la misma manera. Y esa debe ser la prioridad al momento de comprar lentillas de colores u oftalmológicas. 

Antes de adquirir cualquier lente de contacto es indispensable que tengas la fórmula recetada por un especialista, de la misma forma en que solicitas los lentes de montura en una óptica.

Otras semejanzas entre ambos es que se caracterizan por tener el centro transparente para permitir la visión de la pupila. 

Recuerda que comprar lentillas de colores baratas no es una tarea fácil. Debes asegurarte de que sean de buena calidad, dado que un lente elaborado de forma inapropiada puede provocar daños en tus ojos.

Diferentes lentes de contacto

Los lentes de contacto de colores o de visión se pueden conseguir con características diferentes. A la hora de elegirlos debes conocer con cuáles tipos te puedes encontrar para que escojas el que mejor se adapte a tus necesidades.

En el mercado existen las lentillas rígidas, las cuales se caracterizan por su permeabilidad y durabilidad. Son hechas para corregir los padecimientos visuales refractivos. Pero tienen una desventaja: no permiten el paso de oxígeno necesario para el ojo por lo que puede generar picazón, resequedad, enrojecimiento y cansancio de la vista. 

También se encuentran las lentillas semirrígidas, hechas en polimetilmetacrilato, un plástico transparente que sí permite que pase el oxígeno al ojo. Este tipo de lentes también se fabrica en silicona y tiene mayor flexibilidad.

Otro tipo son las lentillas blandas. Las más buscadas y flexibles, aportan máxima oxigenación. Esto te evitará irritación ocular, menor probabilidad de sufrir conjuntivitis o cualquier otra reacción.

Recomendaciones para mantener sus lentillas

Las recomendaciones para mantener los lentes de contacto de colores o normales son iguales. Otro punto en el que tienen similitud: ambos accesorios requieren de una gran responsabilidad por tu parte. 

El ojo es un órgano delicado. Por eso, cuando vayas a colocar una lentilla sobre su superficie tienes que tener todo el cuidado posible y asegurarte de que tus manos estén totalmente limpias.

Por otro lado, la limpieza e hidratación del lente debe hacerse con la solución apropiada. Si elegiste un lente de calidad también debes adquirir el mejor líquido limpiador e hidratante. 

Otro elemento que debes cuidar es el estuche donde guardarás los pupilentes. Necesitas mantenerlos limpios porque suelen acumular suciedad en sus orillas, las cuales podrían llegar a tus ojos y ocasionarte una infección. 

Una vez limpios, procura tenerlos con suficiente líquido para que no se resequen. Si haces la prueba de dejar los lentes sin el líquido necesario verás como al día siguiente se pondrán muy duros y ya no te servirán. 

No muchas personas saben que los lentes de contacto tienen una fecha de vencimiento. Permanece atento a este detalle para que no pierda su vida útil y te ocasione alguna infección ocular o incluso un daño mayor. 

Los expertos también recomiendan no quedarse dormido con las lentillas puestas. Pueden rayarte la córnea, infectarte el ojo o irritártelo hasta el punto de tener que dejar de usarlos durante días. 

Dónde comprar lentes de contacto

Una de las preguntas más frecuentes en quienes planean usar lentillas de colores u oftalmológicas es dónde comprarlas, sobre todo las de buena calidad y a un precio asequible.

La respuesta es sencilla: las ópticas especializadas que reciban la fórmula para graduar los lentes de contacto o que te ofrezcan una gama de lentillas cosméticas seguras. 

También está la opción de comprarlas en línea, pero para esto necesitas escoger bien el sitio web donde realices la transacción en cuestión. Existen páginas que ofrecen calidad pero resultan ser una estafa. No caigas en ofertas engañosas. 

La reputación del sitio online te dirá si puedes confiar en la garantía de calidad de los lentes que buscas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.