El bombillo o cilindro es el mecanismo que permite el movimiento de la cerradura desde el interior cuando se introduce la llave. Esta es la parte en la que centran su atención los ladrones, puesto que se trata del punto más vulnerable de toda la puerta. Entonces, esto quiere decir que la calidad de la cerradura y el bombillo de la misma son cruciales para incrementar la seguridad del hogar.

Con las noticias que se producen constantemente sobre robos en viviendas mientras la gente se encuentra de viaje o trabajando, muchas personas sienten una preocupación terrible y se preguntan cómo pueden proteger su hogar de los ladrones y aumentar el nivel de seguridad. ¿Cómo debe hacerse? ¿Cambiar la puerta? ¿Optar por una cerradura de seguridad?

En este artículo te contaremos de qué forma puedes actualizar la seguridad de tu casa de forma que puedas proteger el patrimonio de tu familia. Con la ayuda de Cerrajeros Madrid centro podrás determinar cuáles son los cambios más adecuados, comenzando por conocer cuáles son los tipos de cilindros existentes para elegir el que resulte más conveniente para tu situación.

Algunos tipos de cilindros disponibles son:

  • Cilindro de entrada y botón. Existen en tres tipos de perfiles; pera, redondo y ovalado. El de pera sería el modelo estándar, incluido en la mayoría de las cerraduras europeas.
  • Cilindro pera. De este existen varias versiones según el nivel de seguridad del bombillo, teniendo modelos antibumping, antitaladro, antiguanza y con sistema anticopias.

Consultar con Cerrajeros Madrid baratos te permitirá tener claro cuál será la alternativa más conveniente para mejorar y aumentar el nivel de seguridad de tu puerta, evitando las formas de robos más comunes y que suelen ser la principal preocupación de los propietarios.

¿Cómo podemos mejorar la seguridad de nuestra vivienda?

La primera recomendación de parte de los profesionales es reforzar la seguridad de la puerta, lo cual se consigue al sustituir las cerraduras económicas por cerraduras con propiedades antibumping y antitaladro. Esta clase de cilindros tiene la capacidad de resistir mejor los ataques más comunes como el bumping, principal forma de ingreso a las propiedades inmobiliarias.

Seguridad ante ladrones

Otra alternativa muy utilizada es la instalación de una segunda cerradura. Esto causa que los delincuentes tengan que duplicar el tiempo que invierten en intentar abrir la puerta de tu vivienda, dando mayor oportunidad para que sean descubiertos en el proceso.

Finalmente, si la preocupación por un posible robo es muy grande, la mejor alternativa es proceder a la instalación de una puerta de seguridad. Es necesario elegirla con cuidado, comprendiendo bien cada una de las características ofrecidas por cada modelo y hablar con tu cerrajero de confianza sobre los precios del proceso de instalación y posterior mantenimiento.

¿Deseas añadir mayor nivel de seguridad a tu propiedad inmobiliaria? Como hemos podido observar, cambiar cerraduras es la principal forma de lograr reforzar la seguridad de nuestra vivienda, una tarea que solo puede ser realizada por un cerrajero que cuente con la suficiente experiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.