Aunque la respuesta parezca obvia, muchas personas no conocen el alcance del trabajo que realiza un cerrajero dentro del mantenimiento de cualquier propiedad, ya sea un hogar familiar, oficina o negocio.

Cómo es el trabajo de un cerrajero

Si en el pasado este oficio tuvo un origen artesanal, actualmente el cerrajero es un profesional preparado para responder a las necesidades de seguridad y protección que se requieren en el mundo actual, mejorando sus métodos de trabajo gracias a la incursión de la educación formal y la  tecnología.

La cerrajería se ha convertido en un oficio con una alta demanda, sobre todo en las grandes ciudades, donde personas y empresas buscan soluciones para el mantenimiento del hogar, mejorando así las condiciones de seguridad.

Los cerrajeros en Madrid son profesionales especializados en el área de la ingeniería que los lleva a intervenir en el diseño de sistemas de seguridad, primero fabricando y reparando cerraduras, y luego interviniendo en todas las necesidades que se requieran en el momento.

Entre las funciones principales de un cerrajero está el cambio de cerraduras, ya sea por reemplazo o por alteración forzada violentamente, o simplemente por rotura o extravío.

Uno de los principios de trabajo del cerrajero es la prevención, ya que su experiencia ayudará a orientar a los clientes para conocer los puntos débiles de cualquier lugar con el fin de mejorarlos y así crear un ambiente de seguridad más completo.

Protección y resguardo del hogar

Contratar a un cerrajero profesional nos permite obtener una serie de beneficios como:

  • Cambio y apertura de cerraduras en mal estado.
  • Instalación y manejo de sistemas de seguridad bajo ambiente blindado o metálico.
  • Trabajos especiales con claves y cerraduras de cajas fuertes o puertas especiales de seguridad.
  • Colaborar con otros especialistas en la instalación de sistemas avanzados de seguridad, tanto en hogares como negocios.
  • Disponibilidad  todo el año gracias a sus servicios 24 horas, tanto para realizar trabajos de prevención como para atender emergencias.

El trabajo de un cerrajero en la instalación de persianas de seguridad

La necesidad de estar protegidos cada día aumenta, es por ello que la búsqueda de profesionales como un cerrajero aumenta, no solo para solucionar problemas de llaves o de puertas, sino también para contar con la asesoría en el caso de instalar sistemas de seguridad en persianas o ventanas.

El área de las ventanas con sus persianas puede ser sensible al acceso de los intrusos, por lo que es importante conocer los tipos de persianas existentes, para después decidir la instalación de la correcta con sus respectivas indicaciones de seguridad.

Entre los tipos de persianas de seguridad disponibles en el mercado están en primer lugar las persianas autoblocantes, las cuales son imposibles de levantar desde afuera de la propiedad, debido a su sistema de bloqueo que solo pueden manipularse desde el interior.

También están las persianas de aluminio, que son las más comunes y resistentes en caso de intentar violar su seguridad. Su ventaja es que el cerrajero puede instalarle un sistema de bloqueo, tanto automático como manual, siempre manipulable desde el interior de la propiedad.

Las persianas de láminas dobles, son ideales para la zona exterior y áreas amplias como casas grandes e incluso haciendas. También sirven para garajes, ya que vienen en distintos acabados, además de poder adaptar cualquier sistema de seguridad disponible.

En cuanto a estos sistemas de seguridad, todos están diseñados para abrir y cerrar automáticamente las persianas, incluso hasta usando la aplicación desde un móvil sin la necesidad de manipularlo manualmente.

La guía de un cerrajero te ofrece la posibilidad de decidir qué persiana escoger y cuál se adapta a las necesidades de protección y resguardo, por ejemplo, una persiana de autobloqueo es resistente a los robos pero debe colocarse de forma contraria a la luz del sol para que no aumente la temperatura interior.

Si el cliente se decide por las láminas dobles, el cerrajero debe advertir que las láminas tienen un grosor que permite ver desde el exterior reduciendo la privacidad del lugar aunque su resistencia a golpes externos sea fuerte.

El trabajo del cerrajero es clave para poder alternar con artículos como las persianas junto a otros dispositivos que refuercen la seguridad integral y los accesos en todos sus niveles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.