Cuando una obra de arte nos impresiona y despierta todas nuestras emociones, es allí que hemos logrado captar en esencia el mensaje que nos envía el autor. Es la expresión que transmite a sus espectadores y que los lleva a entender el significado de la obra misma.

Así nos pasa cuando contemplamos el cuadro La libertad guiando al pueblo de Delacroix. Un óleo sobre lienzo creado en 1830. Es considerada la primera pintura de tema político de la era moderna. La libertad guiando al pueblo nos muestra los hechos ocurridos los días 27, 28 y 29 de julio en París. Es lo que se conoció como la segunda revolución del pueblo francés contra la monarquía visto a través de los ojos de su autor: Eugéne Delacroix.

Contexto histórico

La libertad guiando al pueblo es una obra de arte que representa los acontecimientos ocurridos en París los días 27, 28 y 29 de julio de 1830. El Rey Carlos X era el monarca en Francia para el momento en que ocurren los hechos.

Una serie de medidas de corte absolutistas como la disolución del Parlamento y la restricción de la libertad de prensa, hacen que el pueblo representado en sus diferentes clases sociales se una en masa en contra de la abolición de las libertades conquistadas en 1789. Lo que comenzó como una simple barricada dejó de serlo para convertirse en una Revolución con el único fin: el derecho que tienen los hombres a vivir en libertad.

Delacroix

La Revolución que se llevó a cabo durante este período en Francia y que produjo el derrocamiento del monarca Carlos X, no fue de la autoría de alguien. Fue un hecho que surgió de manera espontánea. A su vez fue un ejemplo a seguir en otras partes de Europa contra los gobiernos absolutistas de la época.

Estilo artístico

Eugéne Delacroix fue uno de los pintores franceses más destacados del siglo XIX. Vivió entre los años 1798 y 1863. Perteneció a una familia burguesa de la época. Su estilo de arte se enmarca dentro del Romanticismo.

Para Delacroix el color y la imaginación eran mucho más importantes que el dibujo y la inteligencia. Aspecto que cuestionaba frente a sus maestros. Por eso se consideró un revolucionario dentro de las artes. No aceptaba las normas tradicionales impartidas dentro de las academias de pintura de su época. Este es un aspecto que distinguía a los pintores del Romanticismo.

Eugéne Delacroix fue un verdadero artista del color y del pincel. En la libertad guiando al pueblo se usaron tonalidades en ocre y colores pálidos. La luz está muy bien reflejada. En un primer plano vemos a la libertad guiando al pueblo en color con mucha más iluminación. Busca con esto el artista resaltar el personaje y su significado.

Análisis iconográfico

En la libertad guiando al pueblo podemos tener una visión de cómo se vivieron los acontecimientos de esos días. Eugéne Delacroix nos dio muestra de ello en varios aspectos dentro de la pintura.

La Libertad guiando al pueblo

La libertad

Está encarnada en una mujer. La figura de Marianne (como se le ha nombrado a este personaje), simboliza el espíritu de lucha de todo un pueblo representado en su figura. Alza en su mano derecha la bandera con los colores característicos de Francia y en la mano izquierda empuña una bayoneta. Ambos símbolos expresan nacionalismo y revolución.

La mujer mira hacia atrás, avanza sobre los caídos y alienta a las masas a seguir hacia adelante. En su vestimenta sencilla sus senos se muestran al aire asemejando esta apariencia con una clara sensación de libertad y no censura.

Los caídos

A los pies de la libertad y lo que podría ser en la base de la pirámide se encuentran los caídos. Aquellos personajes que el autor incluye y hacen ver el lado doloroso de la revolución. Algunos ya han fallecido y otros en agonía y clemencia, ruega ante los pies de Marianne para expresarle que valió la pena morir por la causa de la revolución.

Las clases sociales

En segundo plano y un poco más al fondo encontramos a tres personajes que representan las diferentes clases de personas que participaron en la revolución de 1830.

A la derecha de la figura de la libertad guiando al pueblo está un hombre bien vestido que lleva un sombrero de copa. Carga en sus manos un arma. Su presencia en la pintura nos hace entender que, uno de los grupos sociales que participó y se alzó en contra de las medidas impuestas por la realeza fue la clase alta o burguesía.

Completan el cuadro en el segundo plano un joven que se encuentra un poco más atrás y a la izquierda de la libertad guiando al pueblo. Lleva una pistola en cada una de sus manos. Representa a la clase social baja. Simboliza al lado armado de la revolución y avanza con decisión firme detrás de la figura de la libertad.

Del otro lado y junto al personaje de sombrero de copa está un hombre obrero representando la clase trabajadora. Lleva en su mano derecha una espada. Siente que su lucha es la lucha de una sociedad completa. Es el momento de defender la libertad así sea con los recursos que disponga.

El contexto

Al final del cuadro se observa una masa de personas que siguen a la libertad. Los hechos ocurren en París. A lo lejos se asoma la Catedral de Notre Dame. Hay mucho humo debido a las barricadas que se formaron. Hay soldados leales al gobierno que están entre los caídos haciéndonos entender que la revolución está decidida a enfrentar a quien trate de impedir el deseo de un pueblo a ser libre.

Tema

El tema central del cuadro la libertad guiando al pueblo de Delacroix es la Revolución que de manera espontánea surgió debido a las reformas políticas y la censura a la libertad de expresión. Medidas que fueron impuestas por Carlos X, el último Rey Borbón de Francia.

Curiosidades

La libertad guiando al pueblo ha sido un cuadro muy estudiado en el campo de la Historia del Arte por su significado histórico. Al lado derecho de la mujer que simboliza la libertad guiando al pueblo se encuentra un hombre con sombrero de copa.

El mismo autor Eugéne Delacroix confesó haber hecho un autorretrato en donde expresaba su posición política y compromiso con la causa de la revolución. Es un detalle muy interesante ya que Eugéne Delacroix nunca participó en ninguna de las barricadas de esos días.

“He comenzado un cuadro de tema moderno, una barricada… y, si no he luchado por la patria, por lo menos pintaré para ella”. Actualmente La libertad guiando al pueblo es una de las obras principales del Museo de Louvre y es considerado un símbolo de la República francesa.

Te puede interesar: Pintura renacentista: características, cuadros y artistas.

Publicado en: Arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.