En el mundo del arte se conoce como las pinturas negras de Goya, a una serie de 14 obras que fueron realizadas por Francisco de Goya en el periodo comprendido entre los años 1819 y 1823.

¿Quién fue Francisco de Goya?

Francisco de Goya y Lucientes, nació en España el 30 de marzo de 1746. Un artista cuya labor pictórica se desarrolló en una de la épocas más convulsas de la historia de española, ya que en esos momentos se produjo la reacción conservadora producto de la revolución francesa, los intentos de reforma de los ilustrados, las conspiraciones de la corte.

Las pinturas negras son un reflejo del estado de Goya

Siendo pintor de Corte, vive muy de cerca acontecimientos como el absolutismo, la abolición de la Constitución en 1812, la Guerra de Independencia, el Trienio Liberal y finalmente, la restauración absolutista.

Esta etapa de lucha y tensión, fueron el contexto para el desarrollo de las pinturas negras de Goya. La lucha entre la convulsión exterior y sus convicciones personales fueron una gran influencia para su obra. Habiéndose alineado con tanto con los ilustrados, los afrancesados y finalmente preferido a los liberales, estaba en contra de las costumbres violentas de los españoles de su tiempo.

Todo esto dio como resultado la “esquizofrenia artística” que se nota en las pinturas negras de Goya, una obra personal donde manifiesta al máximo su naturaleza crítica de la realidad a la que pertenecía, a diferencia de su obra pública, en donde tenía que satisfacer las exigencias del cliente.

Al final de su vida, su sordera empeoró y al tener problemas con la inquisición, terminó aislándose. En esta etapa de su vida, creó las que hoy se conocen como las pinturas negras de Goya. Pinturas ombrías, realizadas sobre las paredes de su casa en Madrid, la cual se conoce como la “Quinta del sordo”.

Dos viejos comiendo sopa

14 óleos para decorar las paredes de su casa

Estas pinturas, son vanguardistas y anticipan la tendencia artística que marcaria el siglo XX. En las 14 punturas creadas para su casa, Goya manifiesta la búsqueda de lo feo sin rozar lo grotesco, utilizando colores oscuros y con una deformación de las figuras, muy cercana al expresionismo, en donde queda en manifiesto un estado de ánimo lleno de pesadumbre que raya con la locura.

Las pinturas negras de Goya no reciben ningún título de parte del autor. Fue Antonio de Brugada, un amigo muy cercano a Goya, quien catalogó la obra en el año n 1828 y colocó nombres a cada pintura.

La obra más importante del artista está compuesta por las pinturas murales:Átropos o Las Parcas, Dos viejos o Un viejo y un fraile, Dos viejos comiendo sopa, Duelo a garrotazos o La riña, El aquelarre, Hombres leyendo, Judith y Holofernes, La romería de San Isidro, Dos mujeres y un hombre, Peregrinación a la fuente de San Isidro o Procesión del Santo Oficio, Perro semihundido o más simplemente El perro, Saturno devorando a un hijo, Una manola: doña Leocadia Zorrilla y Visión fantástica o Asmodea.”

Publicado en: Arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.