Debido al ajetreado ritmo de vida que llevamos en la actualidad y la falta de tiempo en nuestra rutina diaria, cada vez son más las personas que empiezan a notar en sus cuerpos y mentes, los estragos del estrés y la ansiedad. Problemas que si no se tratan a tiempo y de forma adecuada, con la ayuda de técnicas tan útiles como la meditación mindfulness o el yoga, pueden ir todavía a más y pueden conllevar consecuencias verdaderamente negativas para la salud.

Sufrir estrés o ansiedad a lo largo del día es a día de hoy un problema realmente común entre la población, que puede afectar de manera muy perjudicial a la salud, tanto física como mental, si no se trata adecuadamente. Nuestro ajetreado ritmo de vida no nos deja muchas veces suficiente tiempo para descansar y relajarnos, liberar las tensiones y tener un momento para nosotros mismos, lo que acaba dando lugar a la aparición de los problemas relacionados con el estrés y la ansiedad, que con el tiempo pueden ir agravándose todavía más si no se encuentra una buena solución.

Para combatir todos estos síntomas tan nocivos para nuestra salud, existen dos técnicas que pueden ayudarnos muchísimo a encontrar la paz interior y la relajación que estamos buscando. Estamos hablando de la meditación mindfulness y del yoga para la ansiedad, dos disciplinas muy novedosas y que cada vez más personas se animan a probar en nuestro país de manera habitual, debido a todas las ventajas que pueden llegar a aportar al organismo. ¿Quieres saber más acerca de estas dos técnicas y todos sus beneficios? Te contamos a continuación todo lo que hay que saber acerca de ellas.

Meditación mindfulness

La meditacion mindfulness es una técnica de atención corporal que ayuda a los usuarios a poner el foco en ellos, en su cuerpo, en sus emociones y las situaciones nocivas o estresantes que pueden estar viviendo. Una forma natural de meditación que permite tomar conciencia de lo que nos rodea y nos afecta, despertando así el funcionamiento interno de los procesos mentales, emocionales y físicos. Unos procesos que, fortalecidos y revitalizados, nos pueden ayudar a lidiar con estas situaciones de una manera mucho más óptima y eficaz.

Por lo que, aunque parezca una técnica pasiva, lo cierto es que funciona de una manera muy activa a nivel interno y puede suponer una auténtica carga de energía para nuestro cuerpo y nuestra mente. Además, se trata de una técnica muy sencilla de aplicar, a la que cualquier usuario puede acceder sin problemas, cada vez que lo necesite, lo que hace que la meditación mindfulness sea una disciplina que muchas personas practican en sus momentos libres del día para poder afrontar cada situación de la mejor manera posible y con todas las herramientas necesarias.

Yoga para la ansiedad

El yoga para la ansiedad es otra de las técnicas que puede cambiarnos por completo la vida cuando empezamos a practicarlo de manera habitual. El yoga es una disciplina que pone el foco de atención, tanto en el cuerpo como en la mente, llevando a cabo una serie de posturas y respiraciones que ahondan en el vínculo que existe entre estas dos partes tan importantes de nuestro cuerpo. La realización de estas posturas permite que los procesos mentales puedan ralentizarse y sean más automáticos, consiguiendo que nuestra mente pueda estar mucho más relajada.

La ansiedad comienza en la mente y cuando esta se relaja, se ralentiza y pasa a modo automático, la ansiedad también disminuye. Pero no solo eso, el yoga también nos permite ser conscientes sobre cómo afecta la ansiedad a nuestro cuerpo y a nuestra mente, para saber cómo afrontarla de una manera eficaz en el futuro y evitar que estos problemas puedan descontrolarse del todo e ir todavía a más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.