El consumo de aceite de oliva extra virgen es muy usual, ya que es parte de innumerables recetas de cocina. Es muy popular  a nivel mundial e incluso se le utiliza como tratamiento cosmético natural.

Pero, como ocurre con todos los alimentos de consumo masivo, existen alrededor de su uso una serie de mitos y verdades que debemos conocer sobre el llamado “oro líquido”. A lo largo de este texto intentaremos explicar algunas de las verdades y mentiras más comunes sobre el aceite de oliva, y seguramente te vas a sorprender con algunas de ellas.

6 verdades y mentiras sobre el aceite de oliva

Engorda

Definitivamente verdad. El caso es que una ración de 100 gramos posee unas 900 calorías, además, siendo 98% lípidos, es posible que contribuya con el aumento de peso. Por supuesto, esto va a depender de la cantidad que se consuma, ya que por regla general, el contenido de grasas adicionales en la comida, debería ser moderado en una dieta equilibrada.

Aceite de Oliva

No sirve para freír

Falso. De hecho, este tipo de aceite se comporta muy bien ante las altas temperaturas, ya que no se modifican sus propiedades químicas. De hecho, es posible freír 6 veces en él, sin que se transforme en algo negativo para el organismo humano. De hecho, la fama de las mejores frituras del mundo recae en los andaluces y ellos utilizan solamente aceite de oliva.

Es malo para el colesterol

Igualmente falso. El aceite de oliva ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares, gracias a su contenido de Omegas 3, 6 y 9, o cual hace que el colesterol LDL disminuya su concentración mientras que aumenta el HDL, previniendo problemas de tensión arterial.

Es beneficioso para la salud

Cierto. No solo gracias a sus grasas saludables, sino también al resto de sus componentes: calcio, fósforo, zinc, magnesio, calcio, vitaminas A, D, E y K. Toda esta combinación de elementos, permite que el organismo prevenga diferentes problemas de salud, relacionados con el corazón y el suministro de sangre a los diferentes órganos.

Beneficios del aceite de oliva para la salud

No caduca nunca

Esto es mentira. Si bien su periodo de oxidación resulta un poco más lento que el de otros aceites, una vez que el mismo es envasado, debería ser consumido en los siguientes 24 meses. Muchas personas piensan que como el vino, va mejorando con los años, pero en realidad va muriendo, oxidándose por diferentes causas y deteriorándose hasta perder las cualidades que lo hacen beneficioso y le permiten destacar de otros aceites de origen vegetal.

Se daña con la luz

Totalmente cierto. Es necesario guardarlo en espacios donde no ingrese la luz y mantenerlo en temperaturas inferiores a los 23 grados, pues ambos elementos tienden a estropearlo y hacer que sus nutrientes pierdan calidad. Es por ello que se envasan en botellas de color ahumado, ya que la luz acelera su proceso de oxidación natural, cambia su color y hace que pierda cierta densidad.

Te puede interesar: Ajo Negro: propiedades y beneficios para nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.