La palabra “cinquecento” significa años mil quinientos, en italiano. Se refiere a un periodo en la historia del arte europeo, correspondiente al siglo XVI, en el cual se dio el paso del teocentrismo intelectual, hacia el antropocentrismo humanista, en el cual los artistas buscaron imitar a la naturaleza utilizando formas artísticas de la antigüedad clásica y adaptándolas a la edad moderna.

Esta época se conoce también como el Renacimiento, y se dio en dos etapas: alto renacimiento, ocurrido durante los últimos años del siglo XV y finaliza con el Bajo Renacimiento.

El Cinquecento, es siglo el sucesor del Quattrocento (años mil cuatrocientos). Fue muy importante para la historia del arte, ya que durante el Renacimiento se produjeron importantes obras de arquitectura, escultura y pintura que aún se conservan y son parte de la cultura mundial.

Pintura del Cinquecento

El renacimiento en Europa

Roma es la ciudad en donde se evidencia con mayor veracidad el paso del cinquecento. Florencia había sido por un siglo entero la capital del arte, pero el puesto es cedido a Roma, principalmente por la enorme influencia que tuvo el papado en el desarrollo y promoción del arte durante el renacimiento.

Los principales exponentes del Renacimiento podemos encontrarlos en las artes, aunque fue un proceso que se traslado a las ciencias naturales y humanas. De Italia, se extendió a toda Europa y supuso una gran difusión a las ideas humanistas, generando una nueva concepción del papel del hombre en el mundo.

El periodo significa una época de liberación del dogma característico de la época medieval. Permitía la contemplación de la naturaleza de forma libre y con una mentalidad menos rígida y libre de dogmatismos, lo que permitió desplazar al teocentrismo por el antropocentrismo.

Arquitectura, pintura y escultura durante el cinquecento

A lo largo del Cinquecento, el arte recibe un intenso proceso de adaptación al decoro, ya que las obras creadas tenían un uso principalmente religioso, dado que el papado era de los principales benefactores.

La Capilla Sixtina, Arte del Cinquecento

En cuanto a la arquitectura, se desarrolla el equilibrio y la robustez sobre la decoración de las estructuras. Se trata de una época de enormes construcciones así como de granes autores, ya que es la época en donde inician los trabajos arquitectónicos más importantes, como la San Pedro del Vaticano, que colocaron a Roma como centro del arte europeo.

Con respecto a la escultura, Miguel Ángel es por supuesto, el nombre que más destaca dada su capacidad de dar vida al mármol de forma magistral, siendo un artista que logra traspasar el momento y ganarse su espacio en la historia del arte.

La pintura durante este siglo, deja grandes nombres como Leonardo da Vinci, cuyas obras aun en la actualidad se encuentran rodeadas de misterio, principalmente, gracias a su maestría técnica, otorgada por el completo conocimiento que poseía sobre el cuerpo humano y sus múltiples estudios e investigaciones, que le permitieron realizar obras que abarcan un registro amplio de emociones humanas, creando obras convertidas en hitos universales del arte.

Publicado en: Arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.