La sinusitis es una inflamación común de los senos para nasales, estas son las cavidades situadas a cada lado del rostro. Unos senos para nasales sanos deberían estar llenos con aire, el problema comienza cuando son obstruidos por fluidos y gérmenes y las infecciones no se hacen esperar.

Esta afección puede presentarse aguda o crónica, subaguda o recurrente, además existen varios factores que pueden hacer más probable una infección en los senos nasales. Virus, bacterias, alergias pueden ser causa de infección.

Tipos de Sinusitis

Se reconocen cuatro tipos de sinusitis, los cuales se miden en por su intensidad y duración:

Tratamiento para la sinusitis

  • Aguda: fácilmente podríamos confundirla con un resfriado común, se presenta con una nariz mucosa y dolor facial en el área de los senos paranasales y la cabeza. Usualmente dura entre dos o cuatro semanas y luego desaparece.
  • Subaguda: La inflamación y molestias pueden durar de 4 a 12 semanas, si persiste, sería considerada crónica.
  • Crónica: la inflamación o infección puede durar más de doce semanas, en estos casos, se debe ir con un especialista que pueda prescribir un tratamiento.
  • Recurrente: que puede presentarse en diversas ocasiones a lo largo del año.

Síntomas

Del tipo agudo. Los síntomas más comunes incluyen, congestión, presión o dolor facial, perdida del olfato, pérdida de mucosidad. En algunos casos puede presentarse fiebre y fatiga.

Del tipo crónico. Con la sinusitis crónica es común encontrar fiebre, congestión nasal y presión facial, obstrucción nasal, cefalea, problemas para respirar, fatiga y dolor de dientes.

Tratamiento

El tratamiento de la sinusitis estará fuertemente ligado al estado en el que se encuentre el paciente. Por ejemplo, la sinusitis aguda suele desaparecer luego tres o cuatro semanas, los síntomas se van por sí solos y no es necesario aplicar algún tratamiento al paciente, no obstante, esto estará enteramente ligado al estado de la persona.

Que es la sinusitis

Por otro lado el tratamiento de la sinusitis crónica es más extenso dependiendo del tipo de paciente. Usualmente se busca reducir la inflamación, mantener los canales limpios, y detectar y eliminar la causa de la infección.

  • Los sprays nasales de solución salina suelen ser el principal tratamiento, ya que ayudan a reducir la inflamación y a combatir las alergias. Cuando los aerosoles no son lo suficientemente efectivos, el médico puede recomendar un enjuague total de la zona afectada con solución salina y de esta forma eliminar la secreción y limpiar el área.
  • Al tratarse de una infección los antibióticos son parte importante del tratamiento. Es una opción a la que muchos médicos acuden.
  • Si es ocasionada por alergias, puede ser necesario que el paciente sea sometido a un tratamiento de inmunoterapia, y así evitar futuros brotes.
  • En caso de no obtener resultado con la medicación el paso final para tratar la sinusitis es la cirugía. De esta forma el médico puede ver de propia mano qué puede estar obstruyendo las vías, y corregirlo.

Cuidar de nuestra salud siempre debe ser primordial en nuestras vidas, evitar los factores de riesgo puede ayudarnos a prevenir ciertas enfermedades como la sinusitis. Evitar elementos que puedan provocarnos una reacción alérgica, y cuidarnos de los resfriados comunes es esencial para evadir esta condición.

Te puede interesar: Cómo Quitar la tos con remedios caseros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.