A pesar de que existe una tendencia marcada acerca del uso de colores grises y blancos para destacar ciertos looks, es cierto que no a todas las personas les luce de maravilla. De hecho, hay quienes las canas les hacen parecer mucho mayores de lo que realmente son. Si este es tu caso, en este post te recomendamos algunos tintes permanentes y temporales que te ayudarán a rejuvenecer tu aspecto de inmediato. 

Selección del color ideal 

Si quieres lucir más joven, lo primero que debes tomar en consideración es elegir una coloración que se adecue perfectamente a tu estilo, de modo que no le sume años a tu edad. Recuerda que los tonos muy oscuros y fuertes tienden a endurecer las facciones del rostro, por lo que se debe lograr un equilibrio entre el color del pelo y los tonos de la piel y ojos. 

Por ello, debes seguir algunos consejos de cuerdo a tu caso en particular:

  • Procura seleccionar tonos que se asemejen a tu color de cabello natural

Esto le proporcionará naturalidad a tu look, sin que se perciba como un cambio agresivo. Sin embargo, debes cuidar que el cabello preserve el brillo natural, por medio de la aplicación de tintes permanentes que le den cierto realce con destellos de luz.  

  • Evita los tintes negros

Estos suelen ser indicados para rostros muy juveniles, por lo que si presentas algunos signos de edad, como líneas de expresión, manchas o arrugas, no debes usar color negro ni chocolate.  

En caso de que tu base sea de estos tonos, debes procurar matizar la fuerza de estos colores combinándolo con tonos más claros, que le proporcionen frescura a tu look. 

  • Toma en consideración las reglas básicas del color en tintes permanentes de acuerdo a tu piel

Existen ciertas reglas generales que puedes usar como referencia, como las coloraciones doradas, caobas o castañas para pieles claras; o los colores castaños oscuros y cobrizos para pieles con tonos medios. En el caso de las pieles oscuras, se pueden emplear tonos oscuros como chocolate, siempre procurando que resalten el color de los ojos. 

  • No uses colores uniformes 

Los colores sólidos tienden a restarle juventud a tu look. Por ello, después de haber elegido una base acorde a tu personalidad, selecciona algunos colores para generar un look mixto y con volumen. Debes procurar que estos tintes permanentes incluyan entre uno y dos tonos de coloración diferentes a la base.

Para destacar y estar a la moda, puedes aplicar estos colores con una técnica de coloración “balayage”, que permita aclarar y dar movimiento al cabello. Por otra parte, si tu base natural es castaña, atrévete a usar un estilo “bronde”, lo cual te hará lucir mucho más joven y fresca. 

Finalmente, si tu base es clara, debes seleccionar tintes de color avellana o dorados caramelo, que afiancen tu estilo pero sin perder naturalidad. 

¿Looks atrevidos?

Si quieres eliminar las canas, pero quieres optar por un look más atrevido y poco tradicional, también tienes la opción de probar con tintes temporales. De esta manera, podrás intentar con distintas coloraciones hasta que consigas el color que mejor se adapte a tu estilo y personalidad; haciéndote lucir rejuvenecida y totalmente a la vanguardia.

Entre ellos puedes optar por diversas tonalidades, e incluso, mezclar algunos estilos. La idea es divertirse en el proceso, mientras consigues el look ideal, para que las canas no sean más un problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.