El Museo Maillol de París, muestra las esculturas de Miró a través de dos colecciones

La exposición “Miró Sculpteur”, abierta en el Museo Maillol, con las que  las fundaciónes Dina Vierny y Maeght presentan 99 esculturas, 22 cerámicas, una veintena de obras en papel, y varios documentales videográficos, ha sido comisariada por Isabelle Maeght.

Cortesía  Museo Maillol.

El lenguaje pictórico de Joan Miró es bien conocido en todo el mundo. Sin embargo, apenas se sabe de su extensa obra como escultor, sobre todo en bronce, aunque el español realizó más de 500 figuras entre sus 50 y 90 años. Fue Joan Miró quien declaró: “A través de la escultura, logro crear un mundo verdaderamente fantasmagórico. Lo que hago con la pintura es mucho más convencional”.

La muestra reúne por primera vez tras cuatro décadas exclusivamente sus trabajos en bronce: unas 130 esculturas que completan la imagen de un polifacético creador fuera de lo común. “Era un genio con el bronce”, dice Isabelle Maeght, de la fundación homónima en el sur de Francia. La nieta del famoso coleccionista Aimé Maeght es la comisaria de la exposición Miró, el escultor, Isabelle Maeght recuerda la amistad de sus abuelos con el artista: “Miró era casi de nuestra familia. Estuvo en la boda de mis padres, en mi nacimiento, venía a pasar cada verano dos meses a casa… Era un hombre amable y sensible, además de un gran artista. Lo que poca gente sabe es que también fue un genio con el bronce. Era como un niño en la escuela, ansioso por aprender”. Aprendía y, a su vez, enseñaba. La exposición de Joan Miró, con un panorama muy ajustado de su producción escultórica.
Joan Miró (Barcelona, 1893-Palma de Mallorca, 1983) se interesa por la dimensión volumétrica en el desarrollo de sus producciones cuando en 1940, invadida Francia por Alemania, regresa a España, instalándose en Mallorca, tierra de su mujer. Y en la isla traza sus “Constelaciones”, mientras se va adentrando en el mundo de la cerámica acompañado por el maestro Lloréns Artigas; colaboración que se fue intensificando hasta trascender al ámbito internacional. Tanto, que en 1959 ambos realizaron “Mural del Sol”, y “Mural de la Luna”, para la sede de la UNESCO en París.

En ese tiempo Joan Miró ponía su mayor empeño en la consecución de obra escultórica, que llega de su mirada surreal, con el interés puesto en los ensamblajes objetuales. Y la escultura adquiere cuerpo y con él señas de identidad. En París, en La Défense, se muestran dos figuras tituladas “Personajes fantásticos” que se integran en espacio urbanizado, con referencias en esta muestra que presenta también las maquetas del conjunto monumental “El Laberinto” realizado en los 60 para los jardines de la Fundación Maeght, en Saint Paul, un paraje muy frecuentado por el artista español.

Fuente: Museo Maillol

Sede: Museo Maillol

Ciudad: Paris

País: Francia

Fechas: Del 16 de marzo al 31 de Julio

Etiquetas: ,
 
 
 

No hay comentarios todavía. ¿Quieres ser el primero en decir algo?

Deja un comentario